2019

Agosto en la ciudad: Sitio para aparcar, tiempo para pensar, morir de risa.

Mi ciudad, de naturaleza incandescente, se vacía en agosto, se vuelve transitable y se llena de huecos por donde el día a día consigue avanzar por atajos invisibles el resto del año. Nos permite hacer todo más ligero, más liviano, nos da la posiblidad de la vida más tranquila. Se dividen en número los atascos,… Sigue leyendo Agosto en la ciudad: Sitio para aparcar, tiempo para pensar, morir de risa.

2019

Hay semanas que dan para una vida o para un post…

Para un post, tres suplementos dominicales y una exclusiva del Hola. Qué aluvión de emociones, poco más y tengo que pedir un corazón y media alma prestados para todo lo acontecido. Para empezar y sin despeinarme, con todo el glam que acumulo, he decidido quejarme lo mínimo que se despacha, especialmente por asuntos que al… Sigue leyendo Hay semanas que dan para una vida o para un post…

2019

Odio ser adulta, a tiempo parcial, y pobre, todo el tiempo.

Con la resaca de los días libres de Semana Santa aún fresca en mis pocas y poco morenas carnes, enfangada hasta la cintura me hallo resolviendo a meses vista, el sudoku que supone encajar las vacaciones escolares con las maternales. Cuán difícil es digerir lo de conciliar cuando la cuestión pasa de concepto a hecho,… Sigue leyendo Odio ser adulta, a tiempo parcial, y pobre, todo el tiempo.

2019

Primera reflexión de 2019: – El amor romántico está sobrevalorado.

Estoy firmemente convencida del poder sanador del amor en cualquiera de sus manifestaciones, no hay nada más puro, genuino y humano que amar. Partiendo de esa base y teniendo la experiencia personal y la observación del medio como armas que lo fundamentan, afirmo categóricamente que el amor romántico está sobrevalorado. Si tuviera algún atisbo de… Sigue leyendo Primera reflexión de 2019: – El amor romántico está sobrevalorado.