2021

Vuelta al Sol y una carta de amor. (Para mi y para mi cóh…).

Todavía esa niña existe

Hoy, remato otra vueltecita al sol, cuarenta y una castañas le caen a la La Laberinta…el tiempo pasa tan rápido que a veces me tengo que mirar las canas para hacerme consciente de su paso, porque a decir verdad, físicamente (de por dentro) ME SIENTO lozana y capaz; sobre todo ME SIENTO; soy absolutamente consciente de mi y así, sin prisa pero sin pausa me voy colocando en un sitio que me gusta. Como cantara la gran Lola Flores en El Florida después de perder un pendiente (yo también tiendo a la pérdida zarcillal), ESTOY COMO NUNCA.

No se puede tener más “angeh”.

No hay una mayor descubrimiento que conocernos a nosotr@s mism@s, amarnos, perdonarnos y avanzar; mi cuerpo, mi casa, cada vez obedecen más a quién soy que a lo que soy. Trabajarse por dentro, desde dentro, sin trampearte, sin autoengaños es una experiencia brutal, dura y absolutamente transformadora. Comienzas un camino, en los primeros tramos está abarrotado; de personas, de ideas, de prejuicios y, a medida, que avanzas van llegando personas nuevas. Otras se van y otras, que apenas podías distinguir tras una nebulosa, se convierten en imágenes potentes y recias; y en medio de la calzada siempre TÚ, contigo, decidiendo cómo, cuándo, con quién y con quién no.

CAMINO.

El momento en el que te conviertes en tu mejor compañía, cuando la soledad es mentira porque te tienes a ti y nadie te va a querer más que tú; ese momento es el que dicta que ya tus compañer@s de viaje serán una minoría selecta.

Entre esa minoría selecta, del clan maravilloso de @lasclavesdesol, @lady_pajaro, en uno de esos momentos en los que había niebla en el camino y no paraba de tropezar con piedras y caer en socavones, me dijo: “escríbete una carta de amor”.

Mis propósitos de enmienda nacen en mis cumpleaños como Septiembre siempre es el mes de mis comienzos, porque me lo merezco hoy COMPARTO una parte de esa carta con el objetivo de que cada persona que me lea, lo pueda usar cuando no se quiere todo lo que se merece.

Querida Laberinta:

Le dedico estas líneas para decirle lo orgullosa que me siento de quién es, de lo grata que me es su compañía, de lo agradable del tacto de su cuerpo.

Me enternece la inocencia que aún atesora y esa capacidad para emorcionarse e ilusionarse sin descanso, disfrutando de las mal llamadas pequeñas cosas…

Me gusta su carcajada limpia y como sujeta, sorteando el cansancio, el modelo de madre que no renuncia a SER…

Háganlo, escríbanse, con amor, elévense.

2 comentarios sobre “Vuelta al Sol y una carta de amor. (Para mi y para mi cóh…).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s