2020

Mariquita La Primera. Ansias Vivas.

Aininonay fatiguitas mías…pido prestada a la gran Dolores Vargas La Terremoto (no se la pierdan, un vendaval, dejo enlace, https://www.youtube.com/watch?v=eDKME_mel58 ) esa frase, castiza y gitanísima. Qué fatiguitas dejan las cenas de Nochebuena…si me cargo al hombro todo lo que he comido termino como Cuasimodo; qué rico todo y qué abundante.

La Terremoto. Mi estómago el 25 on the morning.

Año tras año nos plantamos y aseguramos que para la próxima  vamos a hacer unos poquitos de entrantes que luego no llegamos al principal, ¡¡CLAAAAAAAARO!! siempre se asegura  y yo en las cuarentas castañas que atesoro no lo he visto cumplido ni una vez… sigo terminando con el estómago enfoscao y cumpliendo el mandamiento del pobre:

REVENTAR ANTES QUE SOBRE.

Qué desproporción…

Estas navidades son atípicas, rarunas y además siguen siendo navidades. Estas fiestas  son ya en circunstancias normales dignas de estudio. Niños que nacen en portales, señores rechonchos que entran por las chimeneas y tres Reyes Magos de Oriente que traen regalos para repartir, que  muy magos deben ser, porque Reyes que repartan conozco pocos, muy pocos, podría decir NINGUNO.

Eso sí, me he quedado con las ganas de salir en una cabalgata de Estrella de la Ilusión, maravillosa en mi carroza, vestida de blanco (la única manera de vestirme de novia), saludando a diestro y siniestro, con mi gente conmigo; me imagino a mi tribu en el graderío y aquello sería más como Las aventuras de Priscila. Tiraríamos de todo; brillantina, purpurina, boas de plumas, botellines, confeti dorado, incluso caramelos.  Una que es muy sencilla y le pierde la discreción. El evento lo mismo ya me coge una mijita mayor, sólo una mijita, quizás dé mejor la pinta para el Gran Visir o, en vez de Estrella de la Ilusión, de Satélite del Petardeo.

Una que es sencilla por naturaleza.

Desde luego lo que este año no pienso repetir, nunca, jamás de los jamases, never ever, y si lo hago tenéis permiso para escribirme con faltas de ortografía es  la barbaridad que escribí el último día del 2019, como soy una inconscienta perdida de la vida tuve la genial idea de al año 2020 dejarle libre albedrío y que  “literalmente”  hiciera conmigo lo que quisiera, fue La Gran Mierdidea .¡¡ERROR LABERINTA, ERROR!! El hijo de su santísima madre se lo tomó en serio y no veas como se ha cebado, ha sido un non stop; con el número tan redondito que es y el por saco, que si digo culo, lo mismo me censuran, ha dado y va a dar, hasta el fin de sus días.

Este año, ya paso de hacerme la moderna, ¡NO VOY A SER MODERNA!; no voy a confiar, ni a aceptar, ni a soltar ni a leche ni suero. . Al 2021 le voy a exigir, porque me da la gana, porque me lo merezco, porque decido yo y porque estoy de la pandemia y toda su casta hasta el mismísimo cóh.

Así que estimado 2021, quiero tener la vacuna COVID cuanto antes, soy de esas antiguas que opinan que las vacunas desde su invención, no han hecho más que salvar vidas, llamadme crazy o mal informada pero hasta hoy sigo convencida de ello.

La quiero  para mí y para quién la quiera; YA, AHORA, URGENTE.

 Me da igual que me la pongan en un ojo, me la tiren con una ballesta, me la lancen con un dardo o un aborigen me acierte con una cerbatana.

Estoy muriendo de amor por ti, vente tú conmigo.

Qué si miedo da lo que me pueda producir la vacuna, más miedo me da esperar a que esto se solucione de otra manera, que visto lo visto, entre la gestión política y la de parte de la población, como no sea con una vacuna de esto no nos libra ni Perry ( sí, tengo más años que un bosque); la responsabilidad individual no se puede inocular así que habrá que tirar de ciencia.

Me propongo heredera de la dosis de aquél que entienda que no la necesita, aquí estoy, que soy y he sido muchas cosas desde que habito este mundo, que si también hay que ser cobaya, pues yo, voluntaria. De toda la vida de Dios me ha perdido la novelería, y eso se sabe, aquí, en Manila y en Pekín, que no puedo dejar sin estrenar ni una olla (una tengo guardada  y no hago más que “depadecé”). Soy  Mariquita La Primera, ansias vivas. Sanitarios around the world, científicos de la galaxia, aquí estoy “para lo que gusten”, déjenme que sea por lo menos  la number one de mi bloque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s