2020

YO LO QUE QUIERO ES SER PADRE

Carme Valls, experta en salud y género nos dice que la ansiedad de las mujeres no se soluciona con pastillas, sino cambiando sus condiciones de vida. Más razón lleva que un santo, pero el cambio no llega, o no me llega, o no me entero o me resisto. En plena pandemia, donde da miedo hasta el miedo, con más frentes abiertos que una partida de Risk, ésta mujer que les escribe, porque para muestra un botón, en el turno de mañana se marca el «Ya no puedo más» de Camilo Sesto y en el de tarde-noche el «Me muero, me muero» de María Jiménez.

Cómo para poder…

Dice Sol Aguirre (www.lasclavesdesol) que estar agotada desde que te levantas no te convierte en una súper woman, y La Sol sabe lo que se dice, lo que se dice es «sentencia», yo me convierto en una súper. . . tacañona, con toda la cara de un mapache y con ganas de dormirme en cualquier rincón recogidito.

¡A ras! (con pérdida de consciencia)

A lo de poder, con todo y sóla, se le ha dado un cariz romántico y un sobrevalor que no los merece, nos dicen que podemos para que nos sintamos guerreras y necesitemos demostrar unos poderes sobrenaturales que nos dejan destrozadas a nosotras y descansados a «otros».

A mi, que soy monomadre autosuficiente pluriempleada, me encantaría tener más hijos sin volver a ser madre, YO LO QUE QUIERO ES SER PADRE. Tras la experiencia de años y la observación del medio durante los mismos he llegado a la conclusión de que:

-PARA SER MALAMADRE BASTA CON PRETENDER SER ALGO MÁS QUE MADRE Y PARA SER BUENPADRE BASTA CON QUE NUNCA SE TE HAYA MUERTO LA CRIATURA, pensamiento maravilloso de la chirigota callejera gaditana, Las Juanis Joplin (https://www.youtube.com/watch?v=jP9ugKh3taw) que con toda la guasa del mundo nos cuentan el batalleo maternal y la distinta valoración entre géneros.

No hay manera de salir del bucle, nos puede el cansancio; el cansancio es una trampa mortal que nos pone la rutina, es el enemigo del éxito, nuestro boicoteador; nos deja a medio gas y sin cuerpo ni mollera para discernir. El Buenpadre nunca deja de ser Buenpadre, lo es cuando la logística es llevadera y también cuando todo es difícil, porque cuando se complica el asunto ya sabe como delegar (sin carguito de conciencia) y como organizarse para que se encargue Malamadre (salvo honrosas excepciones que disfruto en mi entorno más cercano ). . . De los creadores «los reyes son lo padres nos llegó y se quedó «y la conciliación las madres.»

Súperbuenpadrewa

La capa de superhéroe de papá se compra en la misma tienda que la escoba de bruja de mamá, la que se enfada, la que da un orden lógico a la vida de sus vástagos, más allá de ropa mona y regalitos sin substancia.

La Porra, La Román y La Laberinta.

Por supuesto las Malasmadres tenemos secuestrado el derecho de protesta, bajo pena de tener que soportar a alguna voz autorizada (normalmente sin hijos o en su defecto con capacidad de delegación de sus deberes) afirmando en tus napias que «eso» es «ser madre». Mi condición de deslenguada me ha llevado en no menos de una ocasión ante tales mentecateces, a recordar que no tengo pareja (virgencita que me quede como estoy) pero que no soy madre soltera; que para mi, que mi inseminación fue natural e incluso tradicional, y lo del barrigón, si no me falla la memoria, no fue generación espontánea. (El siete en toda mi flor, tampoco).

Somos un país de expertos a deshora, no hay mejores padres que los que no tienen hijos y los que los tenemos, siempre somos mejores padres de los hijos de otros. Las madres, las madres estamos hasta el cóh, el sacrificio y la abnegación que nos han vendico como necesidades inherentes al buen hacer maternal nada tienen que ver con ser felices, y yo, quiero ser una mujer feliz, que además es madre.

3 respuestas a “YO LO QUE QUIERO ES SER PADRE

  1. Las de veces que me he cagado yo en superwoman y en todos sus superpoderes… y no aprendemos oye.
    Todo eso, amiga más verdad que el sol. A mi los superpapisdivertiguays me la traen un poco al pairo la verdad y lo de llevar la escoba siempre a cuestas lo tengo más que asumido desde descubrí bien chiquita que me gustaba muchísimo más Malefica que Cenicienta, ahora bien la frasecita esa de “él se lo pierde” me da una urticaria que me muero de los picores.
    Él, ellos no se pierden nada, las que nos perdemos las vacaciones, las siestas, las noches de descanso, las tardes de amigas o los días de fiesta somos siempre las maravillosas malasmadres (tengamos o no derecho a pataleo)

    Le gusta a 1 persona

Responder a La Laberinta Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s