2018·2020

No hay madre mejor que una mujer libre.

Y al calor del día de la madre me marco un clásico y paro este post sobre MUJERES, que además tenemos hijos. Porque me lo pide el cuerpo y me lo reclama el alma; con no sé cuántos días de confinamiento, sin crush y sin alivio de soltería, no me niego ningún gusto que me pueda dar que bastantes (de origen ajeno) me niega la situación “zoosocial”.

Soy mi madre predilecta, me encanto como progenitora. No tengo competencia en el sentido literal de la expresión: solo soy madre de una criatura y esa una, solo tiene una madre, La Laberinta. A ello le añado que a título personal no me comparo con ninguna otra y me resbala que lo hagan otros seres. Resultado: SOY LO MÁS.

HOY quiero confesar…

(Me pirra una folklórica)

que ejercer de MAMMA es el ORO en el podio de mis actividades favoritas. Desde que el predictor me sacó del error de confundir una ovulación con muy mala milk con estar preñada hasta las sienes (que Dios me conserve el humor porque lo del instinto está perdido) no ha habido nada que me mole más que esto de la maternidad. . . ni que me ocupe más tiempo, me llene la vida de más responsabilidad, me genere más trabajo logístico y más momentos de desazón. Ay amores, ser madre es como lo de ser autónomo…

El día que decidí ser madre en ningún momento me planteé dimitir del cargo de ser Yo. Las madres seguimos siendo mujeres, (otra cuestión es que seamos conscientes) y en mi caso, hasta ahora me he negado a desvanecerme como persona en pro de ser únicamente MADRE.

No renuncio a mis aspiraciones laborales, a disfrutar de todo lo que me ofrece la vida y no voy a dejar de hacer nada porque exista un convencionalismo que sentencie que “eso no lo hacen las madres”. Si de algo no tengo la más mínima duda es que no hay una madre mejor que una MUJER LIBRE, la libertad nos hace profundamente eficaces.

Me circundan fabulosos especímenes femeninos, unas no se han reproducido ni falta que les ha hecho y otras sí; todas me enseñan. Las segundas somos las madres de la no abdicación, las del sacudido de culpa, las feministas reales que viven como piensan, que saben lo que es que un hogar dependa de ellas y lo disfruten tanta veces como lo arrastren.

Esas mujeres que no juzgan, avanzan; esas madres todoterreno que lo mismo nos calzamos unos patines, unos tacones o en el caso de las solteras como la que les escribe, al buenorro del quinto; que esperamos a quedarnos solas para gozar del incumplimiento de cualquier orden establecido; llámese merendar cerveza, cenar cola-cao con magdalenas, ver programas de trajes de novia hasta conseguir una buena hipnosis o pegarnos una fiesta que acabe en solanera alumbrando una cara plena de satisfacción.

La Laberinta ES.

s90325-195921(1)1172679960.jpg

YO SOY.

Soy una mujer que es madre, escritora, cocinillas, DISFRUTONA… y que gasta mollera durita cual adoquín. Me entreno sin descanso para no sucumbir al estereotipo. Entro y salgo con mi tribu, viajo con y sin vástaga, retozo (menos de lo que me merezco), me enamoro, curro a todo lo que doy, acierto o aprendo… básicamente VIVO.

2 comentarios sobre “No hay madre mejor que una mujer libre.

  1. felicidades madre, mi hijo menor Abraham a veces me dice “maadreee” aunque suena arcaico es una maravillosa palabra y me encanta y él lo sabe. Asi que felicidades madre y mujer ambas compatibles😘

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s