2020

Para cuando la vida vuelva del frente.

Para cuando la vida vuelva del frente guardo planes preciosos. He intentado sobrevolar esta realidad, con frivolidad impostada pero tengo los pies tan enraizados a este momento, que la tierra no me ha permitido elevarme.

Calle.

Bendita y resuelta esta tierra, que nos acoge y que se rebela, que necesita equilibrarse ante unos inquilinos insolentes e irrespetuosos con su casera.

Pasará y lo contaremos, con cicatrices y lecciones aprendidas.

Mi gran estrategia para combatir la desazón que me provocan los acontecimientos es hacer planes, recopilar mis propósitos. Con la rutina en compartimento estanco, empiezo a separar la paja del trigo. Puedo enfocarme.

Nítidamente observo el lugar a dónde quiero llegar, quién quiero ser; lo complicado para mí que me oriento fatal, es encontrar el camino. Necesito la creación urgente de un GPS emocional.

Para que cuando la vida vuelva de la misión, la dispersión y las obligaciones no me atrapen, me he confeccionado una lista de lo qué hacer, o no, o seguir haciendo.

Planes para cuando VIDA vuelva del frente:

1. Hacer de escribir mi modo de generarme abundancia.

3. Ser sorprendida por el Otoño en Marrakech.

2. No dar por hecho la presencia de mis personas predilectas.

3. Minimizar el sufrimiento todo lo que permita mi naturaleza dramática.

4. Residir entre el campo y el mar.

5. Volver a ser madre. (Mirad como huyen despavoridos Mis Crush).

6. Salvo motivo de fuerza mayor, NO ENFADARME. (En su defecto, hacerlo con gusto).

7. Mantener al rencor alejado de mi capacidad de perdón.

8. Pararme a analizar la sonrisa de mi hija, una y un millón de veces.

9. Cultivar mi huerto y un latifundio de alegría.

10. Comer sano, beber con mesura.

11.Hacer el amor con la libertad de quién se ama y se sabe amado. (Adoro la palabra “amante”).

12. Dar las gracias SIEMPRE, por todo y a todos.

13. Llorar, con mocos y desconsolada, cada vez que lo necesite.

14. Liberar a mi cuerpo de mi emociones. MEDITAR.

OM

15. Hacer lo que está BIEN, sin expectativas, sólo por mi y porque está bien.

16. Reír (aún) más.

17. Retomar la redacción de mi libro, no sé cuándo, pero el niño nacerá.

18. Bajarme de las circunstancias, pararme, decidir mi ruta.

19. Junio en Oporto con la otra filolusa, con la hermana que me regala la vida. https://lalaberinta.wordpress.com/2020/01/26/una-hermana-que-me-regala-la-vida/.

20. Una barbacoa con la familia y todos los niños, al menos, cada trimestre.

21. Barcelona para un almuerzo pendiente desde la noche de los tiempos.

22. No desatender nunca nunquita a mis amig@s del alma, que me abrigan las destemplanzas.

23. Honrar a mis mayores, valorar su herencia.

ESTAR TRANQUILA conmigo, como objetivo a alcanzar. Vivir como vocación fundamental…

VIVIR, QUE REGALO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s