2019

Reflexión otoñal: El amor romántico es una MIERDA.

El amor romántico es una mierda, un mojón, una caca, y todos los sinónimos de excremento que encontréis.
¿Por qué? -¡Porque no nos permite elegir!

Una va por ahí inconscienta perdida around the world, y te arrea un bofetón en un visto y no visto que te deja tiesa, y a ver como encajas el golpe, bonita. Hablo de oídas, creo que si gozas de buena energía y buen criterio la estocada merece la pena. El ente que conduce mi amor es un caso; va como los locos, no se orienta y se niega al uso del GPS, para qué voy a entrar en detalles, no sirvo de referencia.

Luego del zarpazo en toda la jeta y con el pistoletazo de salida al new proyect, debemos tener en cuenta (NOSOTRAS, only NOSOTRAS) antecedentes, atenuantes y logística. Podemos, claro que podemos, objetivamente somos:

1. Inteligentes.

2. Monas.

3. Resolutivas (muy).

-Con esto es más que suficiente, ¿no?

Si tienes cuarenta o los rondas y tienes hijos en edad escolar, ya puedes ser Mónica Belucci…ay querida, tú no tienes ningún derecho a enamorarte.
Qué nos habremos creído las madres, unas crazys perdidas de la vida.

Un señor que se encarga de sus hijos, por muchas de nosotras y todos de ellos es un héroe, pero una mujer que se encarga de sus hijos, de lo que le toca y de lo que le toca al héroe y no hace, es una estigmata sentimental, nos falta lucir una letra escarlata. Desde luego, como pretendemos tener novio, si no estamos siempre y para todo .

El gran varón, intelectual, moderno y pseudofeminista necesita de toda la dedicación de la hembra, disponibilidad total, es así desde la noche de la Creación. Él lo vale, desde que vino a este mundo sabe que se lo merece y si tiene que compartir(la) pues se le sube la pereza y le atrapa la desidia; estamos para servir, mujeres, que no nos enteramos. Este buen hombre no quiere perderse nada y su ego no le permite ver que se lo pierde TODO. Este reino habitado por Peter Panes nos tiene en super producción de bilis y con el cuore en latido irregular.
Desde aquí para los Peters que puedan aparecer en mi vida y en la de mi tribu:
-Pueden guardarse su amor en el mismo sitio desde donde generan fertilidad.

Estas madres, con derecho a todo y obligación a nada, vivimos bien sin novios, pero ustedes, Amados Peters , no pueden vivir sin una mujer que les haga de madre. Y madres somos las que parimos (en un paritorio o en un orfanato) y de quienes parimos, de nadie más. Es cruelmente cierto que crecer es una trampa y también lo es que es inevitable sortearla, ser adulto es difícil pero tan maravilloso que te permite decidir. ¡Pruébenlo Peters!. Es la única manera eficaz de no dejar el camino regado de cadáveres emocionales, incluidos los suyos.

Nosotras, cuarentonas y mucho más que madres, en medio de la vorágine que es nuestra rutina, sabemos lo que es amar en su máxima expresión y por eso, aún escrito lo escrito, tomo prestado lo que canta mi admirado Fito Paéz:
“Quién dijo que todo está perdido, yo vengo a ofrecer mi corazón”.

 

2 comentarios sobre “Reflexión otoñal: El amor romántico es una MIERDA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s