2019

Hay semanas que dan para una vida o para un post…

Para un post, tres suplementos dominicales y una exclusiva del Hola. Qué aluvión de emociones, poco más y tengo que pedir un corazón y media alma prestados para todo lo acontecido.

Para empezar y sin despeinarme, con todo el glam que acumulo, he decidido quejarme lo mínimo que se despacha, especialmente por asuntos que al no tener solución, poca atención merecen, tales como mi afición a estresarme en los atascos y por adelantarme a las consecuencias de lo NO OCURRIDO. Así que, siguiendo mi proceso de desintoxicación personal ahora me estoy quitando de sufrir y de comer helados cada seis horas, que parece que me tomo gelocatiles en lugar de tarrinas, una cosa por la otra, y el estómago descansando.

¡Semana ésta de absoluta súper productividad! Lo más fue mi aniversario como progenitora, en la madrugada del lunes al martes se cumplieron seis años de mi parto, que si llega a durar algo más no me da tiempo subir hoy el post; la madre del cordero, por poco no estoy allí todavía haciéndome la valiente, parir es cansadísimo y te deja muerta morida de la vida. Para mí lo peor fue el hambre, da igual el tiempo que te lleves con esa batita imposible y con toda tu gracia expuesta a todo aquel que pueda decir algo sobre tu capacidad de dilatación; allí no se prueba bocado, ni una miserable galletita. Será por eso que este año la madrugada me sorprendió haciendo unas maravillosas cookies con pepitas de chocolate negro para que mi vástaga tuviera su ración excesiva de azúcar y yo no perdiera mi Sacra Santa condición de Mala Madre. En homenaje al partus dei, tuve exactamente las mismas ojeras y el mismo cansancio, eso sí, mi gracia intacta. Las galletas salieron buenas, la niña se comió su parte y la que no le correspondía, y su madre arrastró el cansancio hasta el miércoles que tuvo la genial idea de cambiar de compañía telefónica.

Para el cambio tuve que conseguir sangre de unicornio, un facsímil del escudo de mi primer apellido y la filiación completa de las tres últimas generaciones de mi familia materna; todo para estar del orden de unas treinta horas incomunicada. Me pasé todo el jueves mendigando claves de WiFi y atracando a amigos con encargos de gestiones varios. El mensajero que atesoraba mi SIM y yo ya somos amigos, hemos hablado en dos días más que muchos matrimonios en dos meses.

Para darle su mijita más de gracia a la jornada por si no había sido suficiente y porque es más barato que el puenting no me pude privar de mi visita anual con la ITV (con más reservas iba que Olaf en la Noche de San Juan). De las fundadas reservas pasé a la plena satisfacción cuando supe que había superado el examen. Por supuesto lo celebré con un helado, pero muy muy pequeño. Y así y hasta el final de estas veinticuatro horas todo me siguió sucediendo como en una peli de Doris Day, deliciosa, de enredos sanos, cenas con vino y sensaciones inesperadas y curiosamente agradables. El viernes por supuesto fue El gran día de La Resaca Emocional.

Ya una vez del todo recuperada rematé la semana con los fastos oficiales del cumple de mi vástaga. Seis años resumidos en cantidades ingentes de pizza, fideguá de Laporra y litros de helado… mejor no analizar la ingesta…

La vida me quiere tanto… alucino con sus señales y sus envíos, sólo puedo estar AGRADECIDA.

3 comentarios sobre “Hay semanas que dan para una vida o para un post…

  1. Laberinta me encanta leerte y me me alegro más que nadie que hayas superado examen ITV y cambio compañia, espero que no tengas que volver a la de antes,que eso si que es no va más.
    Y sobre todo felicidades por haber traído a esa preciosidad al mundo, muchos cumples niños y madres tb necesitamos alguna felicitación.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s