2019

Primera reflexión de 2019: – El amor romántico está sobrevalorado.

Estoy firmemente convencida del poder sanador del amor en cualquiera de sus manifestaciones, no hay nada más puro, genuino y humano que amar.

Partiendo de esa base y teniendo la experiencia personal y la observación del medio como armas que lo fundamentan, afirmo categóricamente que el amor romántico está sobrevalorado. Si tuviera algún atisbo de duda, el hecho de ser madre y sentir ese tipo de amor, ancestral y primigenio, lo corroboraría.

Desde más o menos el siglo XIX y coincidiendo con las languideces perpetuas de las Bronte, la Wolf y todo el séquito de tristes enamorad@s de lo imposible; el amor romántico comenzó a sobredimensionarse (y es un no parar desde entonces). El enamoramiento tomó un cariz de afección lacrimógena y sufrimiento, donde sólo la unión con el ser amado traía dicha y sosiego al alma (y al cuerpo, digo yo) del ser enamorado, rozando o desembocando, en ocasiones, en una patología mental.

Y de esos polvos estos lodos, a hierro y fuego tenemos grabado que el culmen del nirvana personal, la máxima realización emocional es tener pareja y ser feliz; como si eso fuera posible en ese orden… (el amor por necesidad, en si, ya es un fracaso). Lalaberinta, ésta que les escribe, no se empareja ni por equivocación, (que una también goza de alguna que otra tarita) tiene que escuchar en no pocas ocasiones preguntas del tipo: – ¿no has rehecho tu vida? ¡Ah! ¿pero las vidas se rehacen? o… ¿no tener pareja significa tener la vida sin hacer, así, manga por hombro?. Deduzco de estas cuestiones, que tengo la vida como el armario en el cambio de temporada, que no es mentira que tienda al desastre, pero me da que la causa puede ser que su legítima dueña ande de la Ceca a la Meca todo el día, priorizando lo que le parece importante (mother&son), puedo equivocarme… Lo mismo si tengo pareja me organiza el armario (si esto pasa me caso).

La otra pregunta esclarecedora y altamente grata para mis oídos es: -sigues sola o estás con alguien. ¡Ay querid@!, no estoy con nadie y no sigo sola porque NUNCA, jamás de los jamases, never ever, he estado sola. Caramba, que mala prensa tiene la soledad (elegida).

Estoy rodeada de gente que me quiere y a la que quiero, con la que comparto lo que necesito y necesitan; y aún así, hay quien opina que estoy sola en el mundo porque no tengo novio/marido. Repito, no estoy sola, vivo sola y me encanta, ¡me aluciflipa!. Disfruto de la intensificación de mi TOC (sin ánimo alguno de ofender, permitidme la exageración) y de la libertad de calificar como manía, con mucha sorna, lo que antes engoladamente llamaba costumbre. Llevo mal compartir mi sofá más de un tiempo determinado (la duración la determina un pellizco estomacal que anuncia la necesidad de estar a mi bola) y he hecho el firme propósito de no volver a bajar tapas de W. C, soportar tubos de pasta de dientes apretados por el centro ni recoger calcetines pestilentes de la alfombra.

Esto no quiere decir que haya renunciado al amor, la palabra amante significa el que ama, y SÍ tengo quien me ame y a quien amar. Lo llevo a cabo menos de lo que quisiera y muchísimo menos de lo que me merezco. Ninguna vergüenza me da contarlo y menos me da quejarme de la escasez. Como dice Elplatea, buen amigo y mejor amante, la vergüenza para los “vergon-sosos”, y yo de sosa me libré al nacer. Elplatea también se libró, doy fe.

Así que visto lo visto y sentido lo sentido, puedo concluir y concluyo, que si no sabes andar sol@ nunca elegirás ni serás la compañía adecuada, que enamorarse es maravilloso, que tener pareja no es necesario y que no hay un modelo de felicidad, hay tantos como personas.

5 comentarios sobre “Primera reflexión de 2019: – El amor romántico está sobrevalorado.

  1. Querida Laberintia, me agrada ver que te desenvuelves burlona y placentera por el laberinto del amor, sin prisas pero con emoción. Casi guardando, cual minotaura o minovauca,esos maravillosos pasajes y recovecos laberínticos de las emociones compartidas con nuestra propia persona más que buscando la salida donde te podría esperar la intimidad compartida. Sea como sea, quien sea y cuando sea siempre vistes con elegante sonrisa y versátiles palabras para estar cómoda tanto en fiestas, como en el trabajo. Que la felicidad te envuelva y con ella te desenvuelvas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s